img-recarga-acuíferos-humedales


AGUA RECICLADA
PARA LA RECARGA
DE ACUÍFEROS

Volumen 41/ Capítulo 1

A nivel global, la disponibilidad del agua se ha ido delimitando, hasta tal punto que se ha producido una sobre explotación de los acuíferos y aguas subterráneas. Los acuíferos son formaciones porosas hidráulicamente conectadas que pueden presentar interrelación con aguas superficiales, manifestándose en forma de fuentes naturales y humedales. De manera natural, los acuíferos se recargan con el agua de lluvia, a través de otros acuíferos con niveles piezométricos más altos y de pérdidas de los ríos.

humedal con fauna_editado

Existen dos problemáticas principales asociadas a la extracción de agua de los acuíferos y su desaparición:

-Intrusión salina o salinización, que afecta a la calidad de las aguas subterráneas. No se producirá un impacto de reducción de la cantidad de agua, sino en su composición. Si, por ejemplo, se mezcla un 5% de agua marina con el agua dulce del acuífero, provoca que éste sea inservible para uso urbano, industrial o riego agrícola.

-Desaparición de humedales y fuentes naturales.

La aplicación de agua residual tratada para la recarga de acuíferos es una de las soluciones óptimas a la hora de remediar los efectos del agotamiento y salinización de los acuíferos.

Su importancia va a aumentar en un futuro no muy lejano, debido al cambio climático, generando impactos directos sobre la disponibilidad del agua.

Los objetivos principales de la recarga artificial de acuíferos son la mejora de los recursos del acuífero sin alterar la calidad del agua, compensar la pérdida de carga natural causada por distintas actividades en la zona y, a su vez, crear una barrera hidráulica contra la intrusión salina en los acuíferos costeros.

¿Mediante qué procesos se podría realizar la recarga de acuíferos?

-Balsas de infiltración es una de las modalidades más utilizadas y sencillas, necesitando una excavación en una zona permeable cerca de la fuente de agua disponible, en este caso la planta de tratamiento de agua regenerada. De esta manera se consigue un proceso con bajos costes de construcción y mantenimiento, una vida útil elevada de las instalaciones y un seguimiento sencillo de las tasas de infiltración. La única desventaja es que requiere grandes extensiones de terreno.

-Zanjas. Las zanjas permiten reducir significativamente la erosión y retener aguas de escorrentía, aumentando la infiltración natural. En la zona a realizar la zanja es necesario que exista una capa superficial de material blando, es decir, no se pueden construir en terrenos totalmente erosionados.

-Pozos de recarga profunda. Este tipo de recarga artificial se realiza cuando el terreno tiene baja permeabilidad, imposibilitando la recarga superficial de acuíferos.

En KEIKEN ENGINEERING promovemos la regeneración y reutilización del agua con el objetivo de reducir los impactos ambientales y aumentar la disponibilidad del agua sin explotar las fuentes convencionales. Los tratamientos avanzados para la regeneración del agua deben adecuarse a las características de cada agua en particular y el uso final que se desee. Al tratarse de tratamientos especializados, deben llevarse a cabo por expertos y apostar por un equipo de gran calidad.

Existen ya incluso casos en España de recarga de Acuíferos, como el Proyecto Real en Port de La Selva, en Girona. En este proyecto, por ejemplo, se realiza un vertido de calidad a la riera local, unos pocos metros antes de su desembocadura al mar, evitando la intrusión marina causada por la sobreexplotación en el verano de los pozos de abastecimiento. Además, el municipio construyó una red de distribución de agua regenerada para suministrar agua de riego a diversos jardines privados del municipio. Por último y gracias al proyecto europeo DEMOWARE se aprovecha, fuera de la época de verano, el agua regenerada para la recarga del acuífero del que se abastece la población. (fuente: DEMOWARE)

Ejemplos de tratamientos avanzados a seguir para la regeneración del agua sería la desinfección de patógenos del efluente de una EDAR, la filtración (a través de medios filtrantes como el carbón activo, antracita y/o granate), tamizados, entre otros, dependiendo de las características del efluente y la calidad final que se necesite alcanzar. En KEIKEN podemos llevar a cabo el proyecto y ejecución de estas instalaciones.

Para solicitar nuestros servicios o más información, pueden contactar por email en info@keiken.es.