Carbón activo

El carbón activo es un adsorbente con alto contenido en carbón y con una elevada porosidad interna, y por tanto una gran superficie libre para la adsorción. Gracias a sus características, el carbón activo permite de manera efectiva la eliminación de sustancias no deseadas, principalmente materia orgánica y cloro, tanto en gases como en líquidos.
El carbón activo cuenta con un amplio abanico de aplicaciones a nivel industrial. Entre ellas destacan la potabilización de aguas, tratamiento de aguas residuales, y purificación de aire y gas, entre otras.