img_dia

DÍA MUNDIAL DEL AGUA

Volumen 33/ Capítulo 1

El agua es el elemento fundamental para el ser humano, así como para el resto de los seres vivos del planeta. Cabe destacar que el 70 por ciento de la Tierra es agua y que el 70 por ciento de nuestro cuerpo también lo es. Debido a su importancia, es primordial realizar un buen uso del agua y realizar los tratamientos de depuración pertinentes para devolverle su calidad original.

Para llevar a cabo un buen uso del agua no es necesario invertir grandes costes, en muchos casos se puede conseguir un uso responsable mediante cambios cotidianos tan sencillos como:

img_dia_agua

- Si se tiene un grifo que gotea, se debe reparar cuánto antes. Se pueden perder más de 30 litros de agua al día.

- Si te vas de viaje varios días, lo mejor es cerrar la llave de paso.

- Llena la lavadora y el lavavajillas.
- Si se friega a mano, primero enjabona y más tarde aclara todo junto.

- Elige ducharte en lugar de darte un baño, se consigue reducir dos tercios del consumo de agua.

- Elegir un sistema de riego adecuado a cada planta.

Estos pasos tan sencillos de nuestra vida cotidiana nos permiten reducir notablemente el consumo de agua. Sin embargo, en cuanto a las aguas industriales se debe promover un uso responsable del agua y contar con las mejores tecnologías en el proceso de depuración que se adapten a cada efluente en particular.

Las aguas residuales industriales son aquellas procedentes de los diferentes procesos que se dan en la industria, como agua utilizada en la producción de bienes, agua de limpieza o agua de servicios auxiliares. En estos procesos la composición y calidad del agua ha sido alterada. La principal problemática de este tipo de aguas reside en la variedad de su composición y en los elevados caudales que emplean, dificultando el diseño de los tratamientos de depuración.

Si se realiza un mal tratamiento de los efluentes industriales pueden ocasionar problemas como:

- Alteración de las características del agua.
- Generación de malos olores, gustos desagradables y favorecer condiciones sépticas.
- Endurecimiento del agua debido a las sales inorgánicas, ocasionando su inutilidad para usos industriales, domésticos o agrícolas.
- Alteración del pH.
- Variación de las temperaturas, afectando a los recursos de oxígeno en el río.

A nivel industrial, una de las mejores formas de realizar un buen uso del agua es optimizando el proceso de depuración, ajustándose a cada efluente en particular y reduciendo los impactos ambientales.

Para solicitar nuestros servicios de Tratamiento de Agua o más información, pueden contactar por email en info@keiken.es.