Plantas de Ósmosis Directa (FO)

Las Plantas de Ósmosis Directa utilizan el gradiente de presión osmótica para provocar la difusión de agua a través de una membrana semipermeable desde una solución diluida, denominada solución de alimentación, hacia una altamente concentrada, denominada solución extractora. Como consecuencia de este proceso, la solución extractora se va diluyendo, disminuyendo así su presión osmótica hasta llegar a igualarse a la de alimentación.
La Ósmosis Directa es un proceso natural en el que no es necesario aplicar altas presiones, con lo cual el coste energético esperado es menor que el de la Ósmosis Inversa.
Entre sus aplicaciones destacan el tratamiento de aguas residuales, purificación de agua y desalinización de agua
Estas plantas se suministran montadas sobre un soporte y pueden ir contenerizadas o no, dependiendo de las necesidades del cliente.